Blazer like a dress

blazer

Blazer like a dress

Si existiese una prenda que pueda ser versátil y usarla de dos maneras, en decir un 2×1, creo que nos anotamos todas para comprarla y empezar a usarla. Y ete aquí: el blazer ahora se usa como vestido también!

Y..¿el blazer? Nada más ni nada que parte de un conjunto (como el esmoquin).  Yves Saint Laurent fue el creador del traje por excelencia para las mujeres. El diseñador tomó la versión masculina más tradicional de la prenda y modificó algunas costuras para que se ajustara mejor a la silueta femenina. El resto es historia.

Pero como todas prendas icónicas, el traje también se ha ido renovando en otras versiones para seguir siendo lo que es: eterno. Y la mejor de todas es la versión de vestido (obviamente que tendría que ser un blazer largo) y cabe destacar que no es lo mismo un blazer que se puede usar como vestido; que un vestido-blazer, las diferencias son sutiles, sutilísimas, pero no, definitivamente no es lo mismo. Es una ecuación que no encuadra.

El nuevo uso de esta prenda  clásica como el blazer es más arriesgada, pero también inspiradora: solo tenes que tener un blazer y conjugarla con unas sandalias, botinetas o por qué no, con unas ugly sneaker. Es el verdadero menos es más. Muchas firmas y celebrities  han experimentado esta fórmula con excelentes resultados: Jennifer Lawrence y Dior; Kim Kardashian y Balmain; Rihanna y Stella McCartney.

La temporada pasada, muchas marcas se avivaron de esta moda e incluyeron en sus colecciones un blazer-vestido. Se dieron cuenta que se estaban perdiendo una gran oportunidad y avanzaron.

 

No cabe duda que las celebridades imponen tendencia, y uno de los looks que optan en el otoño del hemisferio norte es el blazer largo como vestido. Con escote pronunciado y de longitud hasta arriba de la rodilla, es una moda que se puede usar en cualquier época del año, con frío o con calor.

blazer como vestido

blazer como vestido

blazer como vestido

blazer como vestido

blazer como vestido

blazer como vestido