Te acuerdas de los ‘silk scarf’? Volvieron en forma de…

Te acuerdas de los ‘silk scarf’? Volvieron en forma de…

Si decimos que la década de los 90 volvió, no podemos pasar por alto uno de los objetos IT de esos años: los pañuelos. En esa época, todos tenían un pañuelo de seda super estampado… y las principales marcas hacedoras de este fetiche eran Versace y Hermes.

Los 90′ fueron años de ostentación, opulencia y mucho brillo, no solo en la moda, todos nos acordamos del famoso dicho ‘pizza con Champagne’. Y este accesorio era una forma de mostrar el poder adquisitivo que se tenía en un contexto donde no existían las redes, no había sobre información y el mundo no estaba tan globalizado. Así que cuando había un evento o cualquier cosa, la gente se montaba de pies a cabeza con todo lo que tenían.

Con los años el pañuelo dejó de tener tanta importancia y su rol paso a un segundo plano, hasta ahora. En estas últimas temporadas se lo empezó a ver nuevamente, siempre como accesorio: como turbante, en la cartera, en el cuello, etc.

Y te lo imaginas como prenda de ropa? en vez de un complemento, vestirte con un pañuelo? No tenes que imaginártelo, te lo muestro porque YA esta pasando. Obvio, no acá (todavía) pero afuera algunos diseñadores lo hicieron posible. En esta última temporada que pasó (AW 19) diseñadores como Versace, Tibi, JW, Self Portrait y Richard Quinn fueron algunos que hicieron prendas partir de estos clásicos pañuelos.

Esta tendencia la podemos encuadrar dentro de una más macro: la reconfiguración de las siluetas donde todos los parámetros cambian y nuevas formas de vestirse aparecen…y así sale a la luz una especie de Frankenstein 3.0 (ya te voy a contar más de que trata).