SUSCRIBITE

¡No te pierdas ninguna nota!
Email
Nombre
Secure and Spam free...

¿No estás cansada?

¿No estás cansada?

La vigencia de una tendencia puede ser efímera o puede durar cinco años o más pero lejos quedó los tiempos en los que los diseñadores dictaban sentencia. Ahora es la calle, a través de internet, la que crea y destruye. El paradigma ‘normal’ de la industria está cambiando y cada vez lo hace más rápido. 

Por eso está semana después de ver todo el NYFW y el street style, me pregunté ‘¿está pasando todo tan rápido o es mi sensación?, ¿nos cansaremos de esto? Me refiero a la velocidad que toman ciertas tendencias, detalles o hey ítems hoy en día. Algo aparece en IG y al día siguiente explota! Todo el mundo lo tiene, lo usa, lo instagramea (y además diciendo que son los primeros en usarlo y que es mega trend alert!). Veamos que pasa…

La calle dicta tendencias, aunque internet ha cambiado un poco bastante la manera de captarlas. En camino sería lago así:  las agencias de tendencias analizan todo lo que pasa en los distintos escenarios de la industria, tienen que ser capaces de ver lo que marca el street style y la pasarela y luego, comunicarlo a la industria. Entonces la maquinaria se pondrá en marcha. No se engañen, nada es al azar. De hecho, en este momento ya se sabe qué color llevaremos dentro de uno o dos años y hasta se puede consultar en Pantone. Esa tendencia primero la llevarán creadores de tendencias y blogueros. Uno o dos años después de que todo empezara, podremos verla en los escaparates y en la calle. Y luego morirá.

La llegada al gran público marca su fin. Esto, que parece una contradicción, tiene su lógica. El flúor es una de las tendencias más importantes del momento. Ha llegado al último sector de los consumidores. Pero los que quieren estar a la última, huirán de ella a la hora de vestirse. Porque, si ya lo lleva todo el mundo, ya no es moderno. Las tendencias que tienen mucho éxito mueren rápido. Se abaratan, nos cansamos de ellas, tanto los diseñadores como el público, y la calle las termina matando.

Hay tendencias que pueden ser muy fuertes pero absolutamente pasajeras y morir en un año, o incluso mucho menos. Los expertos se refieren como fads a las tendencias que solo duran una temporada. 

Internet ha revolucionado la moda y ha dejado su impronta en el ciclo de las tendencias, desde su detección hasta su difusión final. Las redes sociales son la fuente de información perfecta para detectar trendsetters e innovadores, o para saber que producto está comenzando a llamar la atención de los denominados. La frecuencia de las colecciones también ha cambiado. Si antes se resumían a primavera-verano y otoño-invierno, ahora hay que sumar las Crucero, Pre-Fall y hasta las llamadas cápsula. 

Y esto es un poco lo que me pasa cuando veo en Instagram a todo el mundo con ‘ugly sneakers’, prendas de color fluor, ‘biker shorts’, blazers oversized, collares de caracoles, accesorios transparentes, etc. y la lista puede seguir y no terminar. Tenemos que ser un poco más originales a la hora de crear contenido, comunicar o expresarse a través de la ropa, porque todo está globalizado a un nivel que no se puede creer y todo se ve. 

Para mi estas prendas y accesorios, ya no son tendencias. Son moda 100%. No digo que no me gustan, al contrario me encantan y me coparía mezclar estas cosas con mi estilo. Lo que digo es ‘BASTA PARA MI BASTA PARA TODOS!’

NEXT..

Notas relacionadas

Aún no hay comentarios

Comentá sobre esta nota