Neón

Neón

Ya te conte de los colores (o texturas iridiscentes) hoy es el turno del neon. Un clásico que volvió con mucha fuerza la temporada pasada.Sí, y es que los vemos por todas partes. Renacieron como hermanos complementarios de los colores intensos (llamados blocking colors). Parecía ser una  tendencia momentánea, pero ya llevan algunos meses haciendo pequeñas apariciones y  parece que estos colores se quedarán un rato más iluminando nuestro guardarropa.

En los años 80, eran intensos y hasta -literalmente- brillaban en la oscuridad. En aquella época, la idea era mezclarlos todos (verde, amarillo, naranja, rosa) en un mismo look o llevarlos en monocromático, con sólo un par de toques a contraste para que no te confundieran con una señal de tránsito. Usar neones en ese entonces era divertido, extravagante, juvenil… pero no elegante. La moda hoy nos permite dar un giro a esta tendencia y usarlos de una forma contemporánea, aunque con un dejo retro.

Tras el empacho de tonos pastel de las últimas temporadas, con el millennial pink y el lavanda a la cabeza, los colores flúor vienen como un soplo de aire fresco cromático (aunque no sean tan fáciles de usar). Pero no hay que desesperarse porque no todo son prendas de estilo athleisure –las bandas laterales en tonos neón son un clásico–, pilotos y rompevientos; sino que también en vestidos de manga larga o faldas.

RUNWAY

Estos tonos neón que veremos invadir el street style próximamente podrían ser la consecuencia de haber dado un paso más allá en la tendencia workwear. Una evolución en la ropa de trabajo que se acerca más al concepto de “seguridad” en el que los chalecos reflectantes, los monos y los pasamontañas (con las prendas y accesorios que hemos visto en el desfile de Calvin Klein 205W39NYC)

El desfile de Prada también ha tenido mucho que ver:  con referencias a la fluorescente fauna abisal y a un uniforme de pesca compuesto por botas de agua, sombreros de pescador en tonos flúor y flecos luminiscentes.

Otros desfiles que han hecho referencia a estas inspiraciones y a la ciencia ficción, es el de Jeremy Scott, cuya colección estaba inspirada en el personaje que interpreta Milla Jovovich en El Quinto Elemento (1997). También en Undercover con prendas de inspiración athleisure en clave ochentera; o en las gabardinas de charol y en los pilotos de Marni que siguen haciendo hincapié en ese cambio climático.

 

 

STREET STYLE

Hablemos del street style, que es dónde verdaderamente podemos verlos en casos reales (no en todos los casos). Como la camiseta verde de Off-White que llevó Kendall Jenner, o del traje amarillo flúor de Bella Hadid que uso para el desfile de Dior,  o del llamativo traje color verde “subrayador” de Blake Lively o porque no también del top semitransparente de manga larga en color verde fosfórico de Reese Blutstein, conocida en las redes como double3xposure.

Pero nos estamos olvidando de la ONE, solo hay una persona capas de usar estos colores sin prejuicios y tabúes, y esa es Kim Kardashian. Con sus conjuntos y vestidos ajustados al cuerpo (dejando ver toda su figura) y lo más crazy hasta ahora, también lució su cabello teñido de amarillo neón.