Lil Miquela 3.0

Lil Miquela 3.0

Tal vez no todos la conozcan, pero ella representa el futuro en la industria de la moda, por lo menos en un aspecto de todo este universo.Su nombre es Lil Miquela, vive en LA, Estados Unidos y en su cuenta de Instagram tiene mas o menos 1 millón de seguidores.

 

Todo pareciera que Lil Miquela es una chica normal, una influencia mas en la moda que se dedica a mostrar la ropa, sus hábitos de comida y belleza. Pero no todo es tan normal como parece, sino que ella es mucho mas de lo que parece.

Muchas cosas pasaron con la llegada de internet y la tecnología, 25 años después del Photoshop y 30 después del primer gif, todavía vivimos en una época en la que la angustia por lo real no deja experimentar la virtualidad como el siglo XXI se merece.

Constantemente se señala la falta de veracidad, el retoque o las fugaces stories en las redes sociales como el espacio de vida nuevo en donde se esconde la verdadera realidad, limitando de alguna manera las posibilidades imaginativas y creativas poshumanas.

Internet hace tiempo que dejó de concertrarse en el hardware o el software para centrarse en las nuevas formas de creación de contenido y, sin embargo, se persiguen las redes sociales como si estas no fueran el lugar donde proyectar un yo ajeno, mejorado o ficticio.

Y nos detenemos en esta última palabra. Ficticio. Porque no todo lo que brilla es oro. Lil Miquela es una creación del hombre, es una persona ficticia que existe en la computadora de su creador y que simula ser todo lo que una influencer puede hacer: realizar colaboraciones con marcas, mostrar sus outfits, etc.

 

Lil Miquela

Y no puedo dejar de preguntarme y reflexionar si este es el futuro en las redes sociales y para estos trabajos nuevos que fueron increyendo con las redes sociales. Tendrá algún efecto sobre aquellas chicas que quieren o que actualmente trabajan de influencers? Serán el reemplazo?…

Como todo, tiene sus pros y contras. Pero si empezamos a analizar este fenómeno, podemos llegar a la conclusión de que la implementación de estos contenidos sci-fi en la moda están todavía más lejos de que se vuelvan tal habituales como respirar. Pros: Es virtual y no tiene exigencias de cualquier Indole. No se necesita que tenga las prendas o productos.

Contras: No tiene una conexión face to face con su comunidad de seguidores. No puede interactuar ni asistir a eventos.

Porque estamos transitando un momento en el mundo donde se discuten ciertas cuestiones relacionadas, como el avance de la tecnología sobre las cosas humanas y exigimos que resurga el costado humano. Pero no queremos darle la espalda al futuro, a las nuevas tecnologías, a los avances en inteligencia artificial. Estamos en una grieta, de un lado el futuro prometedor y del otro, la sensibilidad y humanidad. Estamos de un lado al otro, cambiando de opinión.

Y la llegada de Lil es un buen momento para reflexionar y mirar hacia donde vamos, cómo adaptarnos a los nuevos cambios, transitarlos y ser capaces de encontrar nuestro lugar.

Este será el comienzo de un futuro donde las influencers serán todas virtuales? Cuál será el lugar que tengan las mujeres reales de carne y hueso?

 

Lil Miquela

Lil Miquela

Lil Miquela

Lil Miquela