SUSCRIBITE

¡No te pierdas ninguna nota!
Email
Nombre
Secure and Spam free...

El centro de inteligencia de Chanel

El centro de inteligencia de Chanel

Llegó el tan esperado día, Chanel se presentó hace unas horas en la semana de la moda en la cuidad de París y fue un show inesperado. Como sabemos Karl Lagerfeld nos sorprende todas las temporadas con un escenario y pasarela increíble y de dimensiones enormes, pero en esta oportunidad (por lo menos en mi opinión) no cubrió del todo las expectativas en cuanto a la temática y escenografía. El centro de inteligencia de Chanel

El Káiser ha vuelto a hacerlo, Karl Lagerfeld convirtió el Grand Palais parisino en un centro de inteligencia, un centro de alta tecnología, no sabemos bien cómo es, en realidad, un centro de inteligencia pero Karl Lagerfeld ha hecho su versión más glamurosa.  Bajo el hastag #DataCenterChanel, el recinto más prestigioso de la capital francesa se convierte en el propio centro de inteligencia de Karl Lagerfeld, donde cada elemento fue cuidado al mínimo detalle, con una paleta de colores exquisita, incluso en el cableado. Las modelos de Chanel han desfilado su colección para la temporada SS/17 a lo largo de esta pasarela, rodeada de cables de colores y motivos tecnológicos que componían el auténtico Data Center Chanel.

chanel

Como es costumbre en un desfile de esta categoría, el front row también lo es. En este caso Lily Rose Depp vuelve a ser la estrella del desfile, con solo 17 años, imagen de la firma en diferentes campañas, la joven actriz ha ocupado un lugar privilegiado en el desfile. Junto a ella, otros rostros conocidos como Usher, Roger Federer o Courtney Love y Frances Bean Cobain. Cualquier top model muere por desfilar para Chanel y, como siempre, la maison francesa cuenta con el mejor elenco de modelos en sus filas: Mica Argaranaz, Edie Campbell, Taylor Hill, Anna Ewers y Arizona Muse son algunas de las mujeres que han paseado las nuevas propuestas de la firma dentro del Grand Palais. Hubo una gran ausencia en este desfile y fue nada más ni nada menos que Kendall Jenner, quien viajó de urgencia a la ciudad de New York tras el robo a su hermana Kim.

la-primera-fila

Las modelos con cascos futuristas (como si hubieran agitado en una coctelera los Stormtroopers y a los Daft Punk) que han abierto el desfile, los bolsos con el logo dibujado con diminutos LEDs y los acid prints realizados a partir de cables de colores y tubos catódicos, han situado la propuesta en el aquí y el ahora. Pero, al margen de esos significativos guiños, lo demás ha sido una impecable colección de clásicos de la marca, desde el traje de dos piezas de tweed hasta el vestidito negro, pasando por el acolchado legendario del 2.55 adaptado a prendas deportivas. Siguiendo la temática tecnológica, la nueva colección ha caído rendida ante los pies de las nuevas tecnologías con colores flúor que se mezclan en faldas fluidas y gabardinas en tamaño oversized con gorras ligeramente tumbadas hacia un lado (buscando el efecto gansta-cool).

El tweed vuelve renovado sobre trajes chaqueta a los que les une una capa, uno de sus accesorios favoritos. Crea, además, el binomio perfecto combinando vestidos o chaquetas del mismo tejido, con pantalones fluidos y gorras. Entre tantos guiños de tecnología, no pasaron desapercibidos los bolsos inteligente con pequeñas luces que parpadean, creando mensajes personalizados como “Hola” o “Cómo estás”, diseñados por el Káiser de la moda.

 

 

Una colección que confirma que 2016 pasará a la historia como el año en el que Chanel decidió renovarse por completo para conectar con una generación más joven. Una revolución tranquila pero sin retorno que, quién sabe, puede que acabe con la salida triunfal de Lagerfeld de la casa, más pronto que tarde, para dejar paso a una nueva savia que vuelva a convencer a los millennials de que el 2.55 es el mejor bolso del mundo.

 

Notas relacionadas

Aún no hay comentarios

Comentá sobre esta nota