All you need is love and WIFI

All you need is love and WIFI

Hace algunas temporadas que los desfiles de Dolce & Gabbana son un verdadero espectáculo y que por alguna desconocida razón nos llaman poderosamente la atención. Sabemos que esta temporada ha sido una nueva forma de expresión en contra de la situación actual a nivel mundial. Pero qué pasó hoy en el desfile de Dolce & Gabbana? All you need is love and WIFI

Bueno en principio fue una fiesta desde el inicio; música, invitados y mucho glamour! “La moda es para todos”, ese fue el leitmotiv del show y la propuesta de Rinascimiento, compuesta por 128 salidas de hombre, mujer y niños. Pero claro… hasta ahora no hay nada nuevo comparando a los otros desfiles de la marca italiana, lo diferente fueron los modelos. Esta colección fue pensada para absolutamente todos y cuando decimos para todos, es para todos y esto se vio reflejado en el casting (tal y como sucedió en el desfile anterior con los millenials) los modelos de Dolce & Gabbana fueron un diverso y colorido ramillete de amigos de la firma, clientes y familia que rodea a la casa italiana. La diversidad de perfiles, en el más amplio sentido del concepto, fue obligatoria. Tanto, que incluso los bloggers han tenido su lugar y esta vez el turno le llegó a Kristina Bazan, Helena Bordon, Aimee Song o Alexandra Pereira, más conocida como Lovely Pepa.  Esa oda a la diversidad tiene una clara razón de ser.

“Al final es el mercado trabajamos con gente normal. Producimos distintas tallas y colores porque queremos ofrecer opciones para elegir a las mujeres que vienen a la tienda y poder preguntarles ‘¿cuál prefieres?’”

 

 

La colección fue un abanico de opciones en cuanto a los estilistas, que pisaron la pasarela al son de los ritmos de Austin Mahone, quien actuó en directo. Pudimos ver desde abrigos de piel, vestidos ajustadísimos de escotes cuadrados junto a otros amplios hasta media pierna; clásicas faldas lápiz en negro profundo, trajes de chaqueta cuajados de flores, toreras y hasta camisetas blancas con la imagen de Justin Bieber.

 

 

Dentro de toda la vorágine de prendas, estilismos y accesorios, hubo uno que se destacó entre los demás y que fue la mismísima representación del significado de este desfile: una cartera de asa con un lema en la parte delantera “All you need is love and WIFI”. Que mejor que resignificar la frase más famosa de John Lenon (y del mundo) con un elemento tan característico de la nueva generación de Millenials!

 

 

Pero no todo son halagos para este dar de diseñadores italianos, quienes nos tienen acostumbrados a el ‘más es más’, sino que tenemos que reconocer que fue demasiado mucho este desfile, estilismos sobrecargados: mucho color, brillo y texturas. De todas formas, le hizo honor a la mujer, a la familia, al pluralismo y a la diversidad.